Casualidad, destino, suerte… No importa cómo lo llames, lo cierto es que la vida de Jeremy Meeks es una muestra de que las segundas oportunidades existen y, si sabes aprovecharlas, pueden cambiarte la vida. Quizás su nombre no te es familiar, pero si tenías internet en el 2015, seguramente viste su rostro. Este hombre estadunidense saltó a la fama ese año cuando, tras ser arrestado, su foto de fichaje se hizo viral y fue llamado “el preso más guapo del mundo”. ¿Lo recuerdas? Pues bien, esta es su historia y esto es a lo que se dedica en la actualidad. 

Problemas con la ley 

Nacido el 7 de febrero de 1984 en California, Meeks tuvo problemas con las autoridades desde muy joven, incluyendo un incidente en el que presuntamente golpeó a un chico de 16 años cuando él tenía 18. Más adelante, se vio involucrado en una peligrosa pandilla conocida como los Crips. A finales del 2014, cuando tenía 30 años, la policía de Stockton, California, realizó una redada en una de las casas de esta pandilla. Esto se conoció como “Operation Ceasefire”. Meeks se encontraba allí y fue arrestado y acusado con cargos federales, como posesión de armas de fuego y robo. Fue sentenciado a 13 meses de prisión en la Correccional Federal de Mendota. 

La icónica foto 

Al ser procesado para su condena, a principios del 2015, le tomaron una fotografía de fichaje que fue publicada en la página de Facebook del departamento de policía, un procedimiento habitual. Lo que no fue habitual en este caso fue la respuesta de los seguidores de la página, o mejor dicho, de las seguidoras. La foto obtuvo 15.000 me gusta y 3.700 comentarios en apenas 24 horas. Los días siguientes fueron una locura. La imagen se convirtió en un meme en las redes sociales e incluso se crearon etiquetas en Twitter. Meeks, entonces, se hizo famoso por ser el “preso más guapo del mundo”. Y es que Meeks es ciertamente un hombre atractivo y en buena forma. Pero todavía tenía que cumplir su sentencia. 

Una nueva vida…

Cuando todavía estaba en la cárcel, la agencia de modelos White Cross Management sabía que todo ese revuelo en las redes sociales debía aprovecharse, así que firmaron a Meeks para que comenzara su carrera en el mundo de la moda tan pronto como estuviera libre. Meeks salió de la cárcel en marzo de 2016, y en junio ya había hecho su primer trabajo editorial. Después fue contratado como imagen de los productos oficiales de los Golden State Warriors de la NBA. En febrero del 2017 debutó en la pasarela, nada menos que en la Semana de la Moda de Nueva York, en el desfile de Philipp Plein. 

…y un nuevo amor

Algo que no habíamos mencionado hasta ahora es que, durante todo este revuelo, Meeks estaba casado desde el 2008 con una mujer llamada Melissa, la madre de su hijo, Jeremy Jr. En ese 2017 tan movido, Meeks fue invitado al Festival de Cannes, en Francia, y allí conoció a Chloe Green, heredera del imperio TopShop (en la foto). Se enamoraron y comenzaron una relación, así que se divorció de Melissa. Paralelamente, la nueva pareja era vista y fotografiada cada vez más por los medios.  Aunque supuestamente el padre de Chloe, Philip Green, no estaba muy de acuerdo, la pareja siguió junta y en mayo del 2018 dieron la bienvenida a un bebé llamado Jayden Meeks-Green. Los orgullosos padres continuaron viviendo una vida familiar llena de lujos y viajes hasta el 2020, cuando Meeks confirmó que se habían separado y estaba soltero de nuevo.

 En la pantalla

Además de su carrera en las pasarelas y revistas, Meeks también tuvo presenta en las pantallas. En el 2018 apareció en el video de la canción “Fantasize”, de la cantante ucraniana Marina Acton. En el 2020, también participó en el video de “Wifi”, de la cantante y modelo rusa Olga Buzova. Pero el 2021 fue su año en cuanto a actuación se refiere. Compartió escenas con estrellas como Vivica A. Fox y Erica Pinkett en la película independiente “Secret Society”, y obtuvo el papel de “Craze”, un mafioso, en la película “Dutch”, protagonizada por Iyana Halley y Robert Constanzo.  También protagonizó la cinta “True to the Game 3”. 

Lo que hace ahora

A sus 38 años, Meeks sigue dedicado al modelaje y ha colaborado con marcas como Tommy Hilfiger, Carolina Lemke, Gisada y Prada. Tiene un canal en YouTube y participa en el reality show de parejas “After Happily Ever After”. En el 2023 tiene previsto lanzar unas memorias, aún sin título. El libro será publicado por la editorial Kingston Imperial y tratará sobre sus días como pandillero, su vida en la prisión y las dificultades que tuvo que enfrentar en su carrera. Quienes viven en California pueden tener la suerte de verlo compartiendo con sus familiares y amigos en cafés y restaurantes, viviendo una vida muy diferente a la de hace muchos años atrás. 

Por news