Elena Huelva saltó a la fama en las redes sociales cuando, tras detectarle un tumor, se animó a contar su historia para visibilizar su situación. Hace unos días, la influencer contaba en su cuenta de Instagram que estaba sufriendo mucho dolor y problemas respiratorios que la habían obligado a acudir al hospital, donde quedó ingresada. También relataba que los resultados de sus últimas pruebas diagnósticas, concretamente un PET TAC, no eran demasiado buenos, lo que hizo saltar las alarmas a sus miles de seguidores.

Siempre acompañada del hashtag #misganasganan, que aparece en todas sus publicaciones como un lema de lo que pretende comunicar, Elena publicó una foto de una visita que le hizo especial ilusión: la del cantante Manuel Carrasco. La publicación superó los 200.000 “me gustas” en unas horas gracias a la sonrisa casi perenne de Elena que, incluso en su situación, nos tiene cautivados.

A por todas

Pese a la preocupación de sus seguidores y de la propia influencer, que reconoce tener miedo ante esta nueva recaída, el optimismo de la joven siempre resulta un pequeño oasis ante la tremenda situación que lamentablemente está viviendo.

En esta ocasión le han detectado un preocupante descenso de glóbulos que pueden impedir que reciba la siguiente dosis de quimioterapia, el tratamiento que sigue en la actualidad para combatir ese sarcoma de Ewing que lleva padeciendo más de tres años. La joven, que tiene tan solo 20 años, también ha contado que se le ha administrado morfina para evitar los tremendos dolores que provoca su enfermedad. 

Miles de seguidores en su día a día

Todo empezó en 2019, cuando le diagnosticaron un sarcoma de Ewing y un tumor en la zona pélvica. Elena decidió dar a conocer el día a día de una persona que padece cáncer, una triste realidad para muchos. Al mismo tiempo, deseaba reivindicar la necesidad de investigar y dotar de fondos al conocimiento y tratamiento de esta enfermedad. La investigación es el único camino para encontrar soluciones que minimicen las secuelas y el impacto de este tipo de enfermedades y, por qué no, de llegar a algún día en el que se puedan prevenir.

Elena también pretendía ayudar a las personas que se encuentran en sus mismas circunstancias. Para ello publicó un libro, Mis ganas ganan, en el que pretende (y consigue) ser inspiración para enfermos como ella. 

La historia de Elena ha llegado a mucha más gente de lo que la propia influencer imaginó en un primer momento. Tanto es así que personalidades de la fama de Sara Carbonero, Manu Carrasco, Paula Echevarría o India Martínez han quedado impactados por su historia y han visitado a Elena o le han ayudado a visibilizar su situación. 

Es especialmente destacable el caso de Ana Obregón, que lamentablemente perdió a su único hijo, Álex, por una enfermedad parecida hace unos meses. Es frecuente ver a Ana mandarle mensajes de ánimo a Elena a través de su cuenta de Instagram, donde suma cerca de 500.000 seguidores. 

Un rayo de esperanza

Hace tan solo un par de días hemos podido ver a Elena lucir su radiante sonrisa al recoger el premio que entrega la revista Elle España por su labor para visibilizar esta terrible enfermedad. Emocionada y muy agradecida, la publicación de Elena en Instagram derrocha optimismo y ganas de vivir, como siempre hace, pese a lo duro de la situación.

¡A por todas, Elena! ¡Estamos contigo!

Por news