Abramóvich es uno de los nombres que más han salido a la palestra desde que a finales del pasado mes de febrero Putin consumara su amenaza de invadir Ucrania e iniciara una guerra que nos tiene con el corazón encogido ante tanto sufrimiento. 

El famoso magnate ruso es uno de los hombres más ricos e influyentes del país, además de formar parte del círculo de confianza de su presidente, Vladimir Putin. 

De orígenes humildes hasta formar todo un imperio

Los comienzos del todopoderoso Abramóvich no fueron precisamente un camino de rosas. Pero poco a poco comenzó a labrarse una fortuna, con negocios de dudosa procedencia, hasta conseguir ser uno de los principales hombres de negocios del país.

Tras meter la cabeza en el mundo de los negocios del sector petrolífero, Abramóvich llegó a convertirse en el hombre más rico de Rusia y uno de los más ricos del mundo, citado incluso por la prestigiosa revista Forbes.

Negocios, política y fútbol

Durante algunos años, Roman Abramóvich ostentó cargos políticos alentados por su buen amigo Putin, que le renovó en el cargo en varias ocasiones. Pero la aventura duró poco y no tardó en echarse a un lado para centrarse en sus negocios y dar el salto al mundo del fútbol.

En junio de 2003 compró el equipo de fútbol inglés Chelsea, del que aún es propietario. Víctima de numerosos ataques por su religión (es judío), el multimillonario ruso ha promovido diversas iniciativas a través del fútbol para luchar contra el antisemitismo en diversos ámbitos, especialmente desde la infancia. 

The post Cómo viaja Abrámovich: este es su “parque móvil” appeared first on Brain Berries.

Por news