Si hay algo que caracteriza a la vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo, son las polémicas. Es la segunda al mando y la política con más poder del país ibérico. La profesora universitaria de 63 años expresa sus opiniones sin filtro, lo que le ha granjeado diversas críticas, especialmente de sus rivales políticos. Su postura feminista y otros comentarios han provocado que se vea envuelta en varias controversias. Aquí resumimos algunas de las polémicas más sonadas de la política socialista.

1. ¿Bromas en medio de una polémica?

Recientemente, la jurista constitucionalista realizó un comentario irónico que le valió varias críticas. El Gobierno realizó varias recomendaciones para ahorrar energía eléctrica en las horas pico después de una subida de las tarifas de la luz que los españoles recibieron con disgusto. Entre las recomendaciones gubernamentales estaba planchar o lavar de madrugada para abaratar la factura. En relación a ello, Calvo comentó que “el temazo” no era a qué hora se lava o se plancha, sino “quién plancha” y “quién pone la lavadora”. Sin duda, la política convirtió en un tema de género la turbación social por el precio de la luz. 

2. Vox y el machismo

La postura de Carmen Calvo sobre el machismo y la vulnerabilidad de la mujer es contundente. Sin embargo, ha causado controversia señalando “culpables”. El alza en el número de feminicidios en España hizo que la vicepresidenta acusara a los partidarios de Vox de influir en los sucesos. A su juicio, sus mensajes son “inquietantes”, pues “niegan la violencia del hombre contra la mujer”. La vicepresidenta ha señalado que las mujeres no utilizan los instrumentos que les brinda la ley para su protección “porque los políticos de Vox dicen que el maltrato no existe”. 

3. Negativa a la Ley Trans

Una de las primeras consecuencias de la oposición del PSOE al borrador de la Ley Trans fue la aparición de una muñeca ahorcada con la cara de Calvo en Santiago de Compostela. La socialista aseguró que le preocupaba el apartado más relevante del texto: “La libre autodeterminación de género”. A su juicio, elegir el género “solo por un deseo pone en riesgo los criterios de identidad del resto de los 47 millones de españoles; eso tiene que tener unas garantías”. Los partidarios de la norma enseguida le atacaron, y en la actualidad es vista como una traba a la normativa. 

4. Conflicto con la RAE

El enfrentamiento entre Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española (RAE) y Carmen Calvo ofreció mucha tela que cortar. La vicepresidenta primera pidió reescribir la constitución con el llamado lenguaje inclusivo. Al respecto, Muñoz Machado dijo que era innecesario, pues el masculino genérico era incluyente y que además el “lenguaje inclusivo” propuesto por las feministas afeaba el lenguaje y le restaba economía. Al respecto, Calvo replicó que ya se usaba en la calle y que adaptarse era inminente. 

5. Sin permiso para ir a los Estados Unidos

Las redes sociales pueden servir para masificar noticias falsas y Carmen Calvo es muy consciente de ello. A finales de 2020 empezó a circular una información que aseguraba que la vicepresidenta española tenía negado el acceso a los Estados Unidos. La razón que señalaban era que Calvo estaba “condenada en rebeldía por desacato en EE.UU. por el impago de 3,4 millones de euros de una deuda de Fórum Barcelona”. Se trataba de un viejo bulo: el conflicto ya se había resuelto 12 años antes a través de un acuerdo. 

Por news